Vacaciones de camping, pasado y presente

Los que me seguís en instragram os hartaríais de ver fotos de nuestra semana de vacaciones en el camping Le Col Vert de Las Landas Francesas, y es que todo era tan genial que me resultaba imposible no compartir fotos de forma casi compulsiva 😉

La idea del camping fue de Papá Pato. La patita y su prima se ven poco porque no vivimos en la misma ciudad, así que pasan juntas como mucho un fin de semana cada dos meses. Cada vez que están juntas lo disfrutan un montón, así que nos pareció buen plan irnos de vacaciones juntos, y acertamos. Pasamos allí una semana, en un bungallow para 5-6 personas, y posiblemente sea la semana preferida de la patita si le preguntas por sus vacaciones de verano.

Cuando yo tenía la edad de la patita también solíamos ir de camping, pero hay que ver como han cambiado las cosas. ¿Queréis verlo en imágenes? A ver si encontráis las diferencias 😉

No es lo mismo dormir en una canadiense ochentera que en un bungalow. Aunque para el año que viene lo mismo nos animamos con una tienda de campaña!

Antes nos bañábamos en el pantano y pescábamos la cena 😉

Ahora nos bañamos en piscinas con chorros y toboganes, y nos seguimos bañando en el pantano pero cambiamos de embarcación!

Y los columpios ya no son lo que eran!

Anda que no han cambiado las vacaciones en el camping verdad! jeje! Lo que no ha cambiado es lo que seguimos disfrutando de la desconexión que ofrecen este tipo de vacaciones.

Despertarte y disfrutar del desayuno en el porche del bungalow no tiene precio! Sobre todo sabiendo que a partir de ese momento y hasta que vuelvas a dormir vas a pasar el día entero en la calle.

camping_presente-12

Moverte en bici, patinete o patines para ir de un lado a otro es genial. Sobre todo cuando por fin aprendes a andar con la bici de pedales, un nuevo reto más cumplido este verano! Os contaré en otro post como pasamos de la bici de equilibrio a los pedales 😉

Bañarse y volverse a bañar hasta estar más arrugado que un garbanzo!

Tirarse por los toboganes, al principio con un poco de susto y terminar soltando la mano de aita (de ahí la cara de felicidad cuando por fin la patita se tira sola).

Montar el pony por primera vez.

Y mil experiencias más que nos hicieron disfrutar de esa semana de camping como enanos. Tenemos clarísimo que repetiremos, al mismo camping o a otro, pero seguro que a partir de ahora todos los veranos nos guardamos una semanita para disfrutar de unas vacaciones de este estilo (aunque ya tenemos mono de viajar lejos).

¿Hay por aquí más fans del camping? ¿Me contáis cuales son vuestros preferidos y porqué?

8 Comments on Vacaciones de camping, pasado y presente

    • Mamá Pata
      16 septiembre, 2016 at 16:31 (1 año ago)

      Es genial Eulalia! Por la misma zona hay un montón de campings de este estilo, todos ellos con piscinas super chulas y unas instalaciones que están genial. Para unas vacaciones en familia con los peques o en grupos de amigos son geniales 😉

      Responder
  1. diasde48horas
    16 septiembre, 2016 at 09:50 (1 año ago)

    Cuando yo era pequeña nuestras vacaciones eran siempre de camping y a mi me encantaban! Ahora ya hace muchísimo que no voy, en parte porque me he casado con uno que parece que ha nacido en la gran manzana en vez de aquí y odia los picnics, los campings… en fin… a ver si para el año que viene lo convenzo para irnos aunque sea un finde.
    Por cierto, es increíble lo que que te pareces a tu padre…

    Responder
    • Mamá Pata
      16 septiembre, 2016 at 16:34 (1 año ago)

      Joe, llévale de bungalow y así le engañas un poco. Nosotros el año que viene creo que nos animaremos a ir con tienda, aunque es verdad que las comodidades del bungalow están genial.
      Yo tengo super buen recuerdo de las vacaciones en tienda con mis aitas y con mi hermano, lo asalvajaos que estábamos viviendo en el bosque por unos días, jeje!

      Responder
  2. Alvarito
    16 septiembre, 2016 at 16:02 (1 año ago)

    Nuestras enana de 21 meses ha disfrutado un montón este año en el Sylvamar, en Labenne Ocean. La piscina para niños es una pasada, parecida a la de tus fotos, pero cubierta, que en el norte nunca se sabe…

    Responder
    • Mamá Pata
      16 septiembre, 2016 at 16:36 (1 año ago)

      Que guay Alvaro! Sylvamar también estaba entre nuestras opciones, pero lo reservamos muy tarde y solo encontramos sitio en Le col Vert. Es verdad que por la zona de las landas hay un montón de campings de este estilo que están genial. En este también había una piscina cubierta pero tuvimos mucha suerte y quitando una tarde que llovió un poco nos hizo buenísimo! Pero es verdad que en esta zona nunca te puedes fiar 😉
      Gracias por la visita y por comentar 😉

      Responder
  3. Mamá Jumbo
    27 septiembre, 2016 at 13:28 (1 año ago)

    A mi me encanta ir de camping, cuando era pequeña iba mucho. Pero resulta que aquí mi señor esposo es totalmente anticamping, vamos que parece que es un señorito, en fin me queda la esperanza de convencerlo algún dís

    Responder
    • Mamá Pata
      6 octubre, 2016 at 23:29 (1 año ago)

      Pues llévale de bungalow, que no tiene nada que ver! Si hoy en día los camping son un lujazo! jeje!

      Responder

Tu opinión me interesa