Saca leches, amigo o enemigo?

Otra vez aquí!

Hoy os quería hablar de los sacaleches, pero antes de entrar en el tema creo que debo explicaros mi forma de pensar respecto a la lactancia. Como bióloga que soy, y trabajando en investigación en una enfermedad autoinmune como es la enfermedad celíaca (intolerancia al gluten que se desarrolla en personas genéticamente susceptibles), estoy muy pero que muy convencida de los beneficios que aporta una lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses del bebe, y en los casos en los que sea posible mantenerla todo el tiempo que cada uno quiera. La patita ya tiene 7 meses, y aunque a los 5 empezamos a darle fruta y verdura como alimentación complementaria, seguimos haciendo 5 o 6 tomas de pecho al día, y seguiremos así hasta que ella se canse y diga que no quiere más.
 
 
Como a los 4 meses no me quedó más remedio que volver al trabajo y dejarla en la guarde, la única solución para seguir dándole mi propia leche era sacarla en el trabajo, más o menos a la hora en la que haríamos la toma si estuviésemos juntas. Lo consulté con las responsables de la guardería, ya que soy consciente de que es un trabajo extra, porque la leche materna hay que mantenerla refrigerada en todo momento y tener cuidado con su manipulación para que no se contamine. Ellas no pusieron ninguna pega, así que me organicé para hacerlo lo mejor posible, y aquí es donde entra el juego el saca leches.
 
Hay 3 formas posibles de extraer la leche: de forma manual sin ningún aparato, utilizando un saca leches manual o ayudándote de un saca leches eléctrico.
 
La primera opción, la manual, es sin duda la más barata, y esta muy bien cuando pasas demasiado tiempo lejos de tu chupoptera y necesitas aliviarte, pero para hacerlo de forma continuada y con la intención de crear reservas de leche congelada no lo veo muy viable. Yo lo he tenido que hacer alguna vez, por haberme olvidado el saca leches, y la verdad es que no me ha resultado nada complicado, porque aunque es un poco engorroso es bastante rápido, si solo necesitas vaciar lo necesario para que no te duela el pecho. Hay varias técnicas que podéis consultar, pero yo creo que es algo bastante intuitivo, y que una vez que te pones vas viendo como se hace.
 
 
En cuanto a los saca leches, el funcionamiento de los manuales y los eléctricos es similar, con la única y gran diferencia, de que con los manuales no te queda más remedio que hacer que tu brazo trabaje, lo que posiblemente pueda ser más cansado que ir al gimnasio, y acabes rindiendote! En cambio con los eléctricos  no tienes más que enchufarlo o ponerle pilas, y el sólito lo hace todo. Como en todo, hay varias marcas que comercializan este tipo de aparatos, las más conocidas son Medela y Avent, y los podéis encontrar por internet o en la mayoría de las farmacias.
 
 
El que yo utilizo es de Medela, el modelo Swing. Yo estoy encantada con el. Creo que todos los extractores de esta marca realizan la extracción en dos fases, imitando la succión del bebe. Comienzan con succiones rápidas para estimular la salida de la leche y a continuación pasan a una succión más lenta pero más intensa para extraer la leche. El funcionamiento es muy sencillo, y puedes ajustar la fuerza de la succión hasta sentirte a gusto. Si leéis en foros y otros blog, la mayoría de las veces se comenta que con la extracción de la leche hay que tener mucha paciencia, porque obviamente no es lo mismo que dar el pecho de una forma natural, por lo que hay veces que parece que no sale nada, hasta que el pecho se acostumbra al saca leches. En mi caso el resultado fue espectacular desde el primer día, y saco una media de 100ml cada vez, pero tengo que admitir que tengo muy buena producción, así que no me puedo quejar.
 
Podría contaros mil cosas más sobre la lactancia y la extracción de la leche, pero creo que seguiré con ello en otro post.
 
Mi conclusión: el saca leches es muy buen amigo!
 
¿Vosotras habéis usado o usáis alguno? ¿Cual ha sido vuestra experiencia?

3 Comments on Saca leches, amigo o enemigo?

  1. Patricia Vera
    15 abril, 2013 at 23:41 (5 años ago)

    Yo también tengo el medela swing y es una maravilla. Hasta ahora lo he utilizado poco porque sólo lo necesité al principio, pero ahora tengo que empezar a hacer mis reservas de leche para cuando me incorpore al trabajo. Yo no vou a poder sacarme allí, así que tendrá que ser por las tardes para que al día siguiente se la den en la guarde

    Responder
    • Mama Pata
      16 abril, 2013 at 09:39 (5 años ago)

      Por si te sirve de algo, yo lo que hago es darle toda la noche de la misma teta, porque se que la mayoría de veces que pide teta durante la noche es vicio y no hambre. De esta forma por la mañana puedo sacar del pecho que he estado reservando, y así consigo sacar 100ml en 15-20 minutos. Te lo cuento porque alguna vez he intentado sacar en otro momento, pero consigo mucho menos. Si no entras muy pronto a trabajar igual puedes sacarte antes de entrar. Ya me contaras que tal te arreglas!
      La mujer de mi jefe dice que esto solo lo puede hacer una bióloga, pero veo que no es así, somos muchas los “bichos raros” convencidos de que la teta es lo mejor! jiji

      Responder
  2. El rincón de Sperides
    10 mayo, 2013 at 18:56 (5 años ago)

    Todas las opiniones que he leído del sacaleches de meleda son positivas. Gracias por contar tu experiencia.

    Responder

Tu opinión me interesa