Por favor que los niños viajen A CONTRAMARCHA

Hoy os traigo un post con bastante curro detrás, pero que espero sea de gran utilidad para todos los que lo leáis. Por eso os agradecería la mayor difusión posible para que todo el mundo se empape un poco más del tema que os traigo, ya que me parece muy importante, más que nada porque la seguridad de nuestro hijos depende de esta elección, que muchas veces realizamos sin tener la información necesaria.
 
¿De que estoy hablando? Del Sistema de Retención Infantil (SRI), o lo que viene a ser lo mismo, la sillita de seguridad para el coche. Ya os avancé en el post sobre la elección del carrito la importancia de que los niños viajen A CONTRAMARCHA, y hoy os quiero dar todos los detalles de los que dispongo sobre el tema. Si queréis más información podéis encontrarla en internet, que es de donde yo he sacado la mayoría, sobre todo de estas 2 webs: A CONTRAMARCHA y RETENSION INFANTIL.
Todos los SRI que se venden en el mercado están homologados si, pero no por estar homologados son seguros, o al menos igual de seguros todos ellos. Según la Ley Vigente en España y en el resto de Europa (Reglamento ECE R44/04), deberá llevar silla de auto cualquier ciudadano que circule dentro de un automóvil por las carreteras españolas y que no haya alcanzado los 135 centímetros de altura. Las personas cuya estatura sea igual o superior a 135 centímetros y no supere los 150 centímetros, podrán utilizar indistintamente un dispositivo de retención homologado adaptado a su talla y a su peso o el cinturón de seguridad para adultos.
 
Debido a los cambios morfológicos de los niños, desde recién nacidos hasta los 135cm que marca la normativa, es imposible el uso de un solo SRI durante toda esta etapa, por ello se establece la siguiente clasificación:
 
Grupo 0: Hasta 10 kgs de peso.
 
Grupo 0+: Hasta 13 kgs de peso.
 
Grupo I: Desde los 9 hasta los 18 kgs de peso.
 
Grupo II: Desde los 15 hasta los 25 Kg. de peso. 
 
Grupo III: Desde los 22 hasta los 36 Kg. de peso.
 
Como podéis ver, la clasificación se hace teniendo en cuenta la masa, es decir el peso del bebe o niño. En el momento de hacer la clasificación, se tuvieron en cuenta las tablas de percentiles de peso del momento, pero hoy en día dicha tabla ha quedado obsoleta, ya que muchos niños de hoy en día quedan fuera de las tablas de entonces. Ademas, los dummies utilizados para pasar las pruebas de homologación están clasificados por edades. Esto significa que cuando la normativa se refiere a los kilos, está dando por hecho que ese es el peso que debería tener un niño de “X” meses o años. Es decir, aunque de manera explícita el dato lo proporcionan en “kilos”, de manera implícita están teniendo en consideración la edad. De hecho, todos los SRI vienen con la indicación del peso mínimo y máximo con el que pueden ser utilizados, sin hacer referencia a la edad, y más importante a la altura del niño. Con este último dato debemos tener mucho cuidado, ya que a un niño delgadito pero alto por peso puede corresponderle un grupo, pero si debido a su altura la cabeza sobresale por encima del cabecero del SRI, la seguridad se verá muy mermada.
 
Hasta ahora, por lo general, la mayoría de familias llevan a los bebes a contramarcha durante los primeros meses de vida, en el grupo 0 o 0+. Pero al pasar de los 10kg, la inmensa mayoría se deciden por un nuevo grupo que se instale en el sentido de la marcha. Esta decisión (si se puede llamar así) casi ni se toma, porque es lo que hace la masa de la que somos parte, por eso muchos ni se molestan en pensar si eso es lo más seguro para sus hijos, ya que es lo que esta establecido en nuestra sociedad.
 
Pero los que somos un poco más curiosos, nos gusta trastear en internet buscando información y opiniones sobre todos y cada uno de los productos que adquirimos, leemos y releemos todos los blogs que se nos pasan por delante, y además tenemos la suerte de casi por casualidad dar con tiendas en las que prima la información y la seguridad y no la venta, un día descubrimos el concepto A CONTRAMARCHA. Al principio te choca que los niños puedan viajar en el sentido contrario a la marcha más allá de su primer año, sobre todo cuando una misma ha viajado sin ningún SRI, con las maletas blandas en el hueco de los pies para poder ir tumbada junto a su hermano, pero aquello eran otros tiempos. Y una vez que empiezas a leer toda la información disponible, no entiendes como la gran mayoría de sillas de coche que nos intentan vender no se pueden instalar a contramarcha.
 
Y ahora las evidencias de porque es mejor A CONTRAMARCHA, que están muy bien explicadas en su web, y paso a copiar a continuación:
 
Las estadísticas demuestran que viajar de espaldas a la marcha es cinco veces más seguro que ir mirando hacia delante. Aquellos países que han adoptado esta importante medida (Países Escandinavos) tienen los índices más bajos de mortalidad infantil en carretera de todo el mundo.
 
En esta ilustración se puede apreciar como la cabeza del adulto únicamente representa el 6% del cuerpo, mientras que en un niño inferior a dos años ésta proporción es del 20%, Por otro lado, el cuello del pequeño es muy corto y la zona pectoral y abdominal excesivamente grande en comparación con el adulto. Si queremos conseguir una protección eficaz, nuestra silla de auto deberá salvaguardar de manera exquisita las partes más frágiles de nuestro hijo: cabeza, el cuello y órganos internos.

Teniendo en cuenta que a 50 kms/h la cabeza de un bebé de 6 meses (2 kgs aprox.) aumenta su peso hasta los 60 kgs (aprox.) en una silla colocada de cara a la marcha en la que el niño está sujetado con un arnés que bloquea sus hombros, la cabeza es lanzada con una fuerza que el cuello incapaz de soportar, causando por ello lesiones de extrema gravedad o incluso la muerte del menor. 
 
Con una silla instalada a contramarcha esto no ocurre, pues la cabeza, el cuello y la espalda están alineados sobre el respaldo y la fuerza del impacto es absorbida por la propia silla salvaguardando al máximo las zonas más vulnerables del niño y reduciendo considerablemente la presión sobre su tórax y abdomen.
 
Y si una imagen vale más que mil palabras, creo que un vídeo nos puede hacer entender mucho mejor la importancia de viajar el máximo tiempo posible en el sentido contrario a la marcha.
 

 
¿A alguien le puede quedar alguna duda sobre que elegir después de ver el vídeo? Lo malo es que si. Son muchos los padres con los que he comentado que mi SRI solo se puede instalar a contramarcha desde el principio hasta los 4 años, y me miran con cara de “esta pobre esta loca”, y refuerzan su opinión con comentarios como “mirando para atrás se van a aburrir y te van a dar el viaje”, “no tienen sitio para las piernas y tienen que ir muy incómodos”, “seguro que así se marean más”… Da igual lo que yo les explique, no se convecen de que la seguridad debe primar ante la comodidad.
 
Respecto a la homologación de estos dispositivos, me parece que estamos a años luz de otros países, sobre todo de los países nórdicos, donde nos dan mil vueltas en estos temas de seguridad. Ellos tiene el Plus-test. Como podréis imaginar, es un test que se aplica a los SRI, pero mucho más exigente que los que se aplican aquí. Podéis leer mas detalles aquí.
 
Pero bueno, poco a poco vamos avanzando y recientemente se viene comentando el cambio de normativa que se va a dar, y que pasará a llamarse i-size. Aquí tenéis más información al respecto.
 
No quiero terminar sin hablar de los modelos a contramarcha que están ahora en el mercado, por lo que son accesibles para todos los que al igual que yo os preocupáis de que vuestros hijos tengan lo mejor, sobre todo si se trata de su seguridad. En este link tenéis un estudio muy completo de una serie de sillas que cumplen con los requisitos más exigentes de seguridad. Y aquí tenéis algunos de los fabricantes y modelos que ya están disponibles en nuestro país. Además, están saliendo cada vez más modelos nuevos, por lo que la oferta se va ampliando y tenemos más donde elegir.
 
Lo dejo por hoy, aunque el tema da para mucho más. Otro día os hablaré también de la importancia de una correcta instalación (tanto con isofix como con el cinturón), del arnés de la silla, del reclinado, de la caducidad de estos dispositivos, etc.
 
¿Estabais al tanto de todo esto? ¿Como elegisteis el SRI para vuestros bebes?
 
* No importa cuando este escrito este post, si te ha parecido interesante y tienes algo que comentar no te cortes 😉

11 Comments on Por favor que los niños viajen A CONTRAMARCHA

  1. Patricia Vera
    27 julio, 2013 at 00:48 (4 años ago)

    Vaya currazo, sí, pero te ha quedado genial. Hay un grupo en Facebook sobre ello.
    Justo hoy me ha llegado mi silla del grupo I. Quería llevarla a contramarcha, pero hay muy pocos modelos y son caras. La única manera que he tenido dw filtrar ha sido por los informes del RACE y la sorpresa ha sido que las dos más seguras ahora mismo, una Kiddy y una Cybex, van a favor de la marcha y superan en puntuación a las de contramarcha. Así que al final he comprado una e ellas.

    Responder
    • Anonymous
      12 agosto, 2013 at 14:03 (4 años ago)

      Hola Patricia.
      Ten cuidado con los informes del RACE. Yo los tuve en cuenta para comprar la silla de mi hijo mayor pero ahora, leyendo mucho, he visto que no son informes técnicos en el sentido de que la puntuación que otorgan a los diferentes apartados no es en base a mediciones exactas. Además, ten en cuenta que para la puntuación total de cada silla no tienen en cuenta sólo aspectos de seguridad sino que también tienen en cuenta aspectos como la confección de la silla. Por eso hay sillas a contramarcha que habiendo pasado el plus test sueco, que es con diferencia el test más exigente, en el informe del RACE obtienen calificación insatisfactoria. Por cierto, el Plus Test SÓLO lo pasan las sillas que SÓLO se colocan a contramarcha.

      Responder
    • Mamá Pata
      12 agosto, 2013 at 15:55 (4 años ago)

      Gracias por la aclaración! Tenía leído algo sobre lo que comentas de los test del RACE, que no son muy fiables, pero como no lo tenía claro no me quería meter, jeje! Es un dato importante a tener en cuenta.
      En cuanto al precio es verdad que en general son más caras, pero es una inversión. Yo por ejemplo tengo la klippan kiss 2, que son unos 400€, pero vale desde el nacimiento a los 4 años aprox.Teniendo en cuenta todo el uso no me parece demasiado.

      Responder
  2. Filomena
    29 agosto, 2013 at 17:15 (4 años ago)

    Hola, quisiera agradecerte el trabajo que has hecho en este post, quisiera comentarte que nosotros estamos muy a favor que los niños viajen a contramarcha, en nuestra web y tienda física ya hace tiempo que disponemos de estas silla a contramarcha, como tu bien dices antes la seguridad que el bienestar, nosotros siempre le decimos a nuestros clientes que ante todo prima la seguridad de los niños, está claro que con las nuevas sillas a contramarcha se consigue un 20% más de seguridad, en los países escandinavos hace tiempo que se utilizan, de allí hemos traído la axkid kidzofix con isofix que se puede ir a contramarcha hasta los 25kilos, no os preocupéis por las piernas yo he visto a los niños en la silla y os puedo garantizar que caben en ella sin ningún tipo de problema.
    Un saludo.

    Responder
    • Mamá Pata
      10 enero, 2014 at 15:31 (4 años ago)

      Hola Filomena!
      Te puedes creer que acabo de descubrir este comentario tuyo! Ains. Es que en agosto estaba de vacaciones, jeje.
      Muchas gracias por comentar, y agradezco que valoréis la difusión de este tipo de información, porque es muy difícil llegar a todos los futuros padres y madres.
      Ya explico que yo tuve la gran suerte de encontrar una tienda donde me informaron de un montón de cosas sin intentar venderme nada, aunque por supuesto que acabe comprando allí todo lo necesario porque me parece que son unos profesionales como la copa de un pino. Me alegra leer que tu también tienes una tienda y que os encargáis de informar sobre seguridad infantil, hacéis un trabajo muy importante, porque sois los que mas contacto directo tenéis con los padres.
      Un besito!

      Responder
  3. Vi Ruiz
    15 mayo, 2014 at 12:02 (4 años ago)

    Me alegra leer post como el tuyo dedicados a concienciar a los padres sobre las ventajas de ir a contramarcha. Por el momento somos poco los superconvencidos pero espero que cada vez seamos más y más. Yo tengo una Britax Multitech II porque quería una que fuera a contramarcha lo más posible ésta abarca grupo I y grupo II. Y aguantaremos todo lo que esté en mi mano. ¡Ah y no se marean, que no digan tonterías!

    Responder
    • Mamá Pata
      16 mayo, 2014 at 12:03 (4 años ago)

      Gracias por el comentario Vi! La verdad es que es difícil que esta información llegue a todo el mundo, sobre todo porque ningún organismo oficial hace campañas para dejar claras las ventajas de viajar a contramarcha! Aunque seamos pocos tenemos que hacer ruido para que más gente se de cuenta de las ventajas!!
      Un besito 😉

      Responder
  4. Anonymous
    28 agosto, 2014 at 14:05 (3 años ago)

    Muy interesante!! He dado con este post porque ando buscando información de sillas a contramarcha de Klippan Kiss 2 y Besafe iziplus. Donde compraste la tuya? Me gustaría poder probar las 2 sillas en los dos coches que tenemos y ver cual encaja mejor… Somos de Bilbao. De momento en las tiendas que hemos visitado, no me han dado buen asesoramiento… Sabía yo más cosas de las sillas por lo que he leido en internet…
    Gracias

    Responder
    • Mamá Pata
      1 octubre, 2014 at 10:39 (3 años ago)

      uy!!! Pensaba que había contestado a tu comentario y ahora veo que no se publicó!!!! Espero que no sea tarde!
      Yo compré la kiss 2 en Papi, Mami y yo, una tienda de Iruña con un asesoramiento genial. Pero ahora ya no tienen klippan pero si besafe. Si quieres probarla en tu coche no dude en acercarte, son geniales. Lo que tengo oído es que la besafe necesita más espacio para su instalación, pero lo mejor como bien dices es probar. Por Bilbo yo no encontré ninguna tienda que me supiera asesorar en condiciones, en todas se notaba a la legua que lo único que querían era venderme su producto.
      Suerte, y ya me dirás con cual te quedas 😉

      Responder
  5. mamauniversitaria
    30 septiembre, 2014 at 13:44 (3 años ago)

    Muy buena la entrada! Yo tengo la Kiss 2, y sabia lo de acontramarcha! Ademas queria dejarte tranquila, porque a mi tambien me miran con la misma cara de que estoy loca! Y he tenido de escuchar una de tonterias!… desde como me he gastado semejante dineral en la silla de coche, pasando que si esta a la venta no puede ser tan malo y que todos digan que el niño se marea! cuando en general suele viajar durmiendo o entretenido con sus cosas! Pero a la gente le cuestan los cambios! Tambien en muchos casos me he tenido que callar al ver que mis consejos han ido a la basura!… Y mira que las estadisticas son abrumadoras! la primer causa de muerte infantil en paises desarrollados son los accidentes de trafico! En fin, muy buena entrada! espero que quien la lea se plantee gastar un poco menos en cosas que no son tan importantes y un poco mas en cosas importantes como la silla de coche! :)

    Responder
  6. Patrybelo
    17 agosto, 2017 at 11:27 (3 meses ago)

    Un post genial
    Yo también soy defensora a muerte del sentido a contramarcha mínimo hasta los 4 años. También nos decantamos igual que vosotros por la Kiss 2 y creo que son los mejores € invertidos. La seguridad es lo primero, y mas cuando hablamos de nuestros peques. Me daña a la vista cada vez que veo una silla afm con niños que pasan del añito.

    Responder

Tu opinión me interesa