Pilates durante el embarazo. Cuidado que engancha!

Hola caracolas!

Hoy os quiero hablar de mi gran descubrimiento durante este segundo embarazo, que no es otro que las clases de pilates para embarazadas. Yo que he sido atleta durante muchos años, que una vez que deje de correr empecé a hacer aerobic, step, spinning o cualquier actividad deportiva que requiriese mucho movimiento y gasto de energía, a la vez que una gran distracción para la mente por no poder pensar en otra cosa que en seguir la coreografía durante la clase, era bastante reacia al pilates. Para mi el deporte siempre ha ido unido a mucha actividad, a un gasto importante de energía, y nunca a la relajación!

Con estos antecedentes, siempre había pensado que el pilates tenía que ser aburridísimo. Que estar 1 hora estirando y controlando la respiración era cosa de señoras (con todo mi respeto) 😉

Pero… me como mis palabras/pensamientos!

Al quedarme embarazada esta vez, la única “actividad física” que hacía era hora y media de dantza (bailes tradicionales). Siempre había querido aprender a bailar para poder participar en las romerías que se celebran en las plazas durante las fiestas, y por fin el año pasado conseguí encontrar un grupo de adultos con los que aprender. La verdad es que me lo paso bomba bailando, pero con el embarazo no me veía del todo segura con tantos saltos y vueltas!

Pero consciente de que algo había que hacer para mover el cuerpo decidí darle una oportunidad al pilates, total por probar no perdía nada, y si no me gustaba pues a otra cosa mariposa.

Y ahora vengo aquí a contaros que estoy totalmente enganchada al pilates!!!!!

El pilates tiene muchísimos beneficios durante el embarazo, y se que con esto no os voy a descubrir nada nuevo 😉 Realizar ejercicios de estiramiento, relajación, movilización articular, y tonificación suave durante el embarazo nos ayuda a mantenernos en forma, a mejorar el flujo sanguíneo, a aumentar el rango de movimiento y el area abdominal creando más espacio para el bebé. Ademas fortalecemos la zona lumbar y reducimos la tensión en la zona superior de la espalda. Que levante la mano la embarazada que no ha sufrido en algún momento dolor de espalda! Y es que con los cambios de nuestro cuerpo durante el embarazo, debido sobre todo al aumento de peso y al cambio de nuestro centro de gravedad por culpa de esa barriga que no deja de crecer, es normal que nuestra espalda se resienta!

Ademas, en el pilates para embarazadas se hace especial incapie en trabajar el suelo pélvico, ese del que antes de ser madre casi no conoces su existencia y después lo tienes en mente todo el día! Ejercitándolo durante el embarazo llegaremos mejor preparadas al parto, gracias al aumento de tono muscular y elasticidad de la zona pélvica, y con un poco de suerte la recuperación post-parto será más sencilla (cruzamos los dedos).

Como veis todo son ventajas! Y lo mejor de todo es que a pesar de lo relajado del ejercicio se me hace super entretenido! Para las clases de pilates en el embarazo elegí el centro a&k en Portugalete (100% recomendado). En las clases utilizamos unas maquinas estupendas que a mi me recuerdan a las 50 sombras de Grey y su cuarto de juego! jajaja! No sabéis la de cosas que se pueden hacer en ellas, eso si, ninguna muy eroticofestiva 😉

Os dejo unas fotos con algunos de los ejercicios.

En estas utilizamos un rodillo rígido para estirar la musculatura de la espalda mientras ejercitamos piernas y brazos, siempre controlando la respiración para trabajar y proteger de forma adecuada el suelo pélvico. Podéis ver que nos ayudamos de pelotas con peso, gomas elásticas, aro flexible, y la barra de la torre para trabajar los brazos.

En las siguientes podéis ver como realizamos algunos estiramientos que nos dejan como nuevas. Que gusto da sentir que vas recolocando toda la espalda, y que cada huesecillo vuelve a su sitio!

Y aquí estirando un poco las piernas en el barril. No os imagináis lo que tira, con lo poco flexible que soy yo!

También realizamos ejercicios con el balón de pilates, movilizando la cadera en todas direcciones. Y como no, todas las clases terminan con un momento de relajación! Esta vez con los paracaídas!

Y sin duda el mejor momento de la clase es este ejercicio que no puede faltar. Estar 5-10 minutos tumbadas sobre el rodillo con las piernas colgando sujetas a la torre mediante unas tobilleras es una autentica gozada! Cuando bajas del rodillo y apoyas la espalda alucinas de toda la superficie que sientes en contacto con la colchoneta!

PIlates_embarazo-15

Como veis estoy encantada y feliz de haberle dado una oportunidad al pilates, tengo bastante claro que seguiré practicándolo después del parto, porque de verdad que la sensación con la que salgo de cada una de las clases es genial! A veces yo creo que voy hasta colocada por la hiperventilación de controlar tanto la respiración! jajaja!

¿Habéis probado el pilates durante el embarazo o habéis realizado algún otro ejercicio apto para gordis? Contármelo todo que quiero saber 😉

16 Comments on Pilates durante el embarazo. Cuidado que engancha!

  1. Mamascherokee
    9 junio, 2016 at 10:38 (1 año ago)

    Yo descubrí pilates postparto después de mi segundo embarazo y también estoy enganchadisima! Porque he encontrado un sitio donde puedo ir acompañada de mi bebé. Viene fenomenal para recuperar el suelo pelvico y ayuda a volver a cerrar la diastasis abdominal y recuperar nuestro abdomen! T lo recomiendo también
    Me ha encantado tu entrada y animo a todas las mamis ha hacer algo de ejercicio tanto antes como después del embarazo

    Responder
    • Mamá Pata
      10 junio, 2016 at 11:42 (1 año ago)

      Gracias guapa!

      Tengo clarísimo que seguiré con el pilates, y el centro al que voy también tienen clases de postparto a las que pienso apuntarme en cuanto pueda! Si es que lo del pilates ha sido todo un descubrimiento de verdad, no lo pienso dejar 😉

      Un besito!

      Responder
      • Mamascherokee
        14 junio, 2016 at 08:39 (1 año ago)

        No te arrepentirás, pregunta en tu centro cuando podrás comenzar postparto porque creo que por lo menos hasta que no pase un mes o la cuarentena no podrás empezar , pásate x nuestro blog cuando puedas!

        Responder
  2. Carol mamaríe
    9 junio, 2016 at 11:03 (1 año ago)

    Ay yo no, me pasa como a tí te pasaba, pensaba que me iba a aburrir, pero todas habláis tan bien que igual lo pruebo jejejej si consigo embarazo claro, porque sin estarlo creo que prefiero rebajar panza jejejej

    Responder
    • Mamá Pata
      10 junio, 2016 at 11:45 (1 año ago)

      Pues yo te lo recomiendo a pesar del no embarazo, de verdad que está genial y que aunque no sudes fortaleces y moldeas mogollón 😉

      Responder
  3. Y, además, mamá
    9 junio, 2016 at 11:10 (1 año ago)

    A mí me encanta desde siempre, empecé hace años practicándolo y es el deporte más seguro que hay, cero lesiones y te arregla todo. Ya lo hacía antes del embarazo y lo sigo manteniendo (sin hacer ejercicios de core, claro) porque es una pasada. En mi caso, no lo hacemos con máquinas, pero sí con el fitball, los rodillos que mencionas, gomas… Estoy encantada y lo recomiendo. En cuanto pueda volveré a hacerlo tras el parto para recuperarme. A mí me quita todas las lesiones de la espalda y piernas, y gracias a dios, porque si no estaría aún peor… ayayay

    Responder
    • Mamá Pata
      10 junio, 2016 at 11:47 (1 año ago)

      Ya sabía que tu eras una fan del pilates 😉

      Pues lo de las maquinas es un puntazo maja, la de cosas que se pueden hacer en esos aparatos de tortura, de verdad que ni te lo imaginas! Yo me muero de curiosidad por ver con que nos sorprenden en cada clase! jeje!

      Responder
  4. diasde48horas
    9 junio, 2016 at 15:37 (1 año ago)

    Yo también hice pilates durante el segundo embarazo y fue una gozada, estaba enganchadísima. Pero nosotros no teníamos ningún aparato! sólo la pelota y el suelo jejejeje…
    Ay, que nostalgia… te veo con la tripita y se me encienden las hormonas otra vez!!

    Responder
    • Mamá Pata
      10 junio, 2016 at 11:53 (1 año ago)

      uy uy uy! Pues ya sabes, a por el tercero! Te digo lo mismo que Idoia, lo de las maquinas está genial! Pero vamos, que yo voy a seguir con el pilates seguro!

      Responder
  5. No sin mis patucos
    13 junio, 2016 at 14:11 (1 año ago)

    Oye pues tiene buenísima pinta. A mi ahora me ha dado por el running, pero creo que para las molestias cervicales que tengo a veces, me vendria bien un poco de pilates.

    Responder
    • Mamá Pata
      13 junio, 2016 at 22:26 (1 año ago)

      Uy!!! Yo ya no corro ni para coger el bus! Eso es malo malo para el suelo pélvico, me he autoprohibido los deportes de impacto! jeje! Pero si quieres correr te recomiendo que ademas hagas ejercicios hipopresivos para compensar 😉

      Responder
  6. Aprendemos con mamá
    14 junio, 2016 at 09:50 (1 año ago)

    La verdad que no lo conocía pero evidentemente siempre hay que seguir haciendo ejercicio aunque se esté embarazada

    Responder
    • Mamá Pata
      14 junio, 2016 at 10:34 (1 año ago)

      Si, yo tenía claro que algo tenía que hacer! Y entre pasear y el pilates seguro que el embarazo va mucho mejor!

      Responder
  7. Mamá Jumbo
    16 junio, 2016 at 13:16 (1 año ago)

    La verdad es que tengo ganas de probar aunque no esté embarazada, ,e han hablado muy bien.

    Responder
    • Mamá Pata
      17 junio, 2016 at 18:14 (1 año ago)

      Pues ya sabes, animate! Yo tengo clarísimo que seguiré después sin estar embarazada! Ademas seguro que sin estarlo se pueden hacer muchas cosas mas 😉

      Responder
  8. Jirafa
    7 julio, 2016 at 21:02 (1 año ago)

    Felicidades por tu segundo embarazo!! ando un poco desconectada y poco a poco me voy poniendo al día con los blogs. Espero que todo genial 😉 me alegro un montón

    Responder

Tu opinión me interesa