Nuestra vuelta al cole

Tema recurrente por estas fechas, la vuelta al cole y el periodo de adaptación! El nuestro se termina hoy y os quiero contar como ha sido y como lo hemos llevado.

Primero una de antecedentes para entender nuestra adaptación 😉 La patita entró en la guardería con 5 meses, pasó allí dos cursos y el año pasado entró en el aula de 2 años de la ikastola donde sigue este año. Si, aquí todos los coles tienen aula de 2 años, es decir, entran en el sistema educativo publico un año antes que en otras comunidades. Así que nosotras este año seguimos en el mismo cole, con la misma andereño y con los mismos niños.

A pesar de ello, y debido a que las vacaciones son muy largas, hemos empezado el curso de 1º de infantil con 2 semanas de adaptación. El primer día de clase fue el martes 8 de septiembre. Empezamos con 1h y con las clases dividas en 3 grupos con diferente horario. A la patita le tocó el ultimo turno, de 12:45 a 13:45. Como era el peor turno de todos muchas familias cambiaron a los turnos anteriores, con lo que el peor turno acabo siendo peor aún no solo por la hora, si no porque se quedaron menos niños de los que tenían que ser y terminaron juntando a las dos clases. Así fue la primera semana, con una hora cada día.

vuelta al cole

El primer día la llevé yo hasta allí, y aunque en un principio se suponía que no debíamos entrar en las clases con ellos, cuando las andereños vieron que algunos niños se ponían un poco llorosos no tuvieron ningún problema en dejarnos entrar. La patita llevaba un par de semanas diciendo que quería volver al cole, pero llegado el momento no se quería soltar de mi, jeje. Su andereño la convenció para hacer un dibujo y yo aproveché para salir al pasillo, donde pasé el resto del tiempo y donde la patita me tenía vigilada saliendo cada 10 minutos para comprobar que no me había ido 😉

Al día siguiente fue con aitite, le dio un beso en la entrada y subió ella sola con la andereño diciéndole que ella ya es mayor. Toma ya!

Así que como podréis imaginar nuestra adaptación en 2 días estaba hecha. La segunda semana pasamos de 1h a 1h 30 min, y de 3 grupos por clase a 2 grupos. Otra vez nos tocó el horario tardío (de 11:15 a 12:45), con lo que mi querida hija seguía con su horario de verano, sin madrugar! Todos los días ha ido contenta y se despide de aitite en la puerta para subir a clase con su andereño y sus compis. Creo que para ella no ha habido ningún cambio demasiado aparente de la primera a la segunda semana.

La tercera semana (la que empieza hoy), aunque se sigue considerando de adaptación, hace el horario completo de la mañana, de 9:00 a 12:45. Siguen comiendo en casa porque el comedor no empieza hasta la cuarta semana. Hoy la he llevado yo y ni un beso me ha dado. Porque ademas hoy por fin se junta en clase con uno de sus amiguitos de fuera de clase, así que se han cogido de la mano y han subido juntos sin mirar atrás.

Ha sido el primer día que le ha tocado madrugar de verdad, así que me imagino que la siesta de hoy será muuuuuy larga, pero espero que poco a poco vayamos cogiendo un horario de “trabajo” más decente que el del año pasado. ¿Por fin tendré una hija que se duerma antes de las 22:00 cada noche? Si es así no me lo voy a poder creer! Pero esto os lo contaré más adelante 😉

Mi conclusión con la adaptación es que es necesaria y ayuda a volver a la rutina poco a poco, pero en nuestro caso una semana con 1 h y otra semana con 1h 30 min han sido más de lo que hubiésemos necesitado, nosotros y la patita. Pero también entiendo que hay niñxs que necesitan todo este tiempo, y que es más sencillo organizar de esta manera el inicio de curso para no volvernos todos los locos con cambios de horarios cada día, así que ni se me ocurre quejarme de la adaptación!

¿Como han llevado o llevan la adaptación vuestros peques? ¿Y vosotros?

Feliz semana 😉

8 Comments on Nuestra vuelta al cole

  1. Marta
    21 septiembre, 2015 at 11:42 (2 años ago)

    La patita está totalmente adaptada, jijij, que nos cuesta que nos den un beso de despedida…

    Responder
    • Mamá Pata
      23 septiembre, 2015 at 10:02 (2 años ago)

      Ahora se los robo! Ya no se escapa sin beso 😉

      Responder
  2. El día que llegaste
    21 septiembre, 2015 at 18:07 (2 años ago)

    Qué gusto! Cómo lo ha llevado de bien! Me hace gracia eso de que se duerma antes de las 10… yo hice una entrada sobre este tema…Pequeño G. es un trasnochador nato…no conoce acostarse a las 10 (ni a las 11 casi…jaja), así es que te deseo mucha suerte al respecto!
    Besos!

    Responder
    • Mamá Pata
      23 septiembre, 2015 at 10:03 (2 años ago)

      Antes de las 10? jajaja! Ahora nos estamos yendo a la cama a las 22:30 y me dan las mil hasta que se duerme, creo que caigo yo antes 😉

      Responder
  3. srajumbo
    21 septiembre, 2015 at 19:07 (2 años ago)

    Ay que coincidencia, aquí también íbamos a hacer adaptación en dos o tres semanas porque nunca ha ido a la guarde y pensamos que le costaría,pero al segundo dia ya estaba haciendo toda la jornada por lo bien que fue el primero. Estoy super contenta.
    Felicidades por tu parte, cuanto mas felices vayan ellos, mejor estaremos nosotras 😉

    Responder
    • Mamá Pata
      23 septiembre, 2015 at 10:04 (2 años ago)

      Pues que bien. En nuestro caso la adaptación esta fijada, da igual que los niños se adapten al segundo día, hasta esta semana no han empezado a ir la mañana completa! Y la semana que viene le sumamos comedor y tarde, ya veremos como nos va!

      Responder
  4. Mi pequeño mundo gira
    22 septiembre, 2015 at 17:27 (2 años ago)

    Parece que la patita se ha adaptado estupendamente y eso es genial,es un gran peso que te quitas,ayer Izaro salió sin llorar y me quite dos kilos de preocupación de encima,aunque se que no lo tenemos hecho y que le va a costar ya lo sabía, ella esta muy apegada a mi,siempre juntas y es un cambio brutal pero poco a poco se que le gustará.
    Besos

    Responder
    • Mamá Pata
      23 septiembre, 2015 at 10:05 (2 años ago)

      Animo guapa!!! Seguro que poco a poco le coge el gusto a jugar con otro niños en el cole. Y por lo menos seguiréis pasando juntas las tardes disfrutando de vuestros juegos 😉

      Responder

Tu opinión me interesa