Minicuna, cuna o uno más en la cama

¿Que tal va la semana? La nuestra esta siendo movidita, porque la patita lleva desde el domingo con fiebre, y hoy por fin nos han dicho que podría ser exantema súbito, provocado por un herpes virus, que produce fiebres muy altas durante 3 o 4 días, y acaba con un sarpullido por todo el cuerpo. A la patita el sarpullido le ha aparecido hoy, así que esperamos que la fiebre desaparezca de una vez!
 
Por culpa de la fiebre y el malestar que esta genera, la patita lleva toda la semana durmiendo con nosotros en la cama, porque se despierta cada dos por tres con ganas de tetita y de mimitos. De hay que hoy se me halla ocurrido hablaros de donde y como duermen los bebes.
Yo os puedo hablar de las tres posibilidades que dan título al post de hoy, ya que hemos pasado por las tres, la minicuna los primeros meses, la cuna a partir del cuarto mes, y en la cama con mamá y papá pato de vez en cuando. Os cuento la opinión que tenemos de cada una de las opciones.
 
La minicuna nos la prestaron, y por eso la utilizamos, porque no teníamos ninguna intención de gastar el dinero primero en una minicuna y luego en una cuna. Lo mejor de la minicuna, que ocupa poco y la puedes llevar de una habitación a otra en caso necesario. Lo negativo en mi opinión el colchón, por lo menos el que tenía la nuestra, muy finito y poco firme, y con una funda poco o nada transpirable. De esto último nos hemos dado cuenta ahora que tenemos la minicuna en casa de los aitonas (abuelos en euskara) para cuando vamos algun finde, porque la pobre se despierta toda sudada.
 
A la cuna grande la pasamos con 4 meses, porque aunque todavía entraba bien en la minicuna, sigue durmiendo con los brazos en cruz y entra más a gusto en la cuna grande. Creo que lo más importante a la hora de elegir la cuna, mucho más que el diseño, es que esta cumpla todos los requisitos de Seguridad. Nosotros teníamos la cuna que usamos mi hermano y yo, hecha por mi padre hace casi 30 años. Cuando se entero de que iba a ser aitite (abuelo) desempolvo la cuna y la pinto de blanco, con la ilusión de que fuese también para la patita. Nuestra idea era usarla hasta que la vimos montada, y nos dimos cuenta nada más verla de que la separación entre los barrotes era demasiado ancha y que solo tenia una altura para el colchón  demasiado alta para cuando la patita empiece a ponerse de pies. Lo primero lo podríamos haber solucionado con los protectores de tela, pero al final decidimos comprar una cuna nueva. Nos decantamos por una del ikea, ya que no teníamos intención de gastar más de lo necesario. Además, el modelo que hemos elegido se puede utilizar de camita quitando uno de los lados.
En cuanto al colecho, es algo que nunca hemos descartado. No lo hacemos de forma habitual, ya que nosotros no descansamos igual si la patita esta en la cama. Como todavia es pequeña tenemos miedo de darle algún golpe, de aplastarla ya no porque es un bache lo suficientemente grande como para notarlo. Además, como ella duerme sin almohada (de este tema también os quiero hablar en otro post) su cabeza queda más abajo, con lo que no nos queda otra que bajarnos a la altura de su cabeza para no taparla demasiado. Vamos, que nos hacemos un lio y no descansamos igual. Pero como esta semana esta malita y en cuanto la ponemos en la cuna llora como si estuviese llena de pinchos, no nos ha quedado otra que tenerla en nuestra cama, y la verdad es que nos damos cuenta de que ella duerme como una reina!
 
 
Los que dormis con vuestros peques, ¿cómo os las arregláis? ¿tenéis algún truco para descansar mejor?
 
Un besito, y cruzar los dedos conmigo para que la primavera llegue pronto 😉
 
 

3 Comments on Minicuna, cuna o uno más en la cama

  1. Patricia Vera
    15 abril, 2013 at 23:36 (5 años ago)

    Pues a mí me prestaron la minicuna, que ahora usamos para que duerma mientras cenamos y vemos la tele por la noche y para alguna siesta cortita que se echa durante el día. Por la noche duerme en su cuna. Cuando se va a despertar pero yo quiero seguir durmiendo (por ejempli, fines de semana) lo,meto conmigo en la cama y dormimos juntitos. Y las siestas también loa dos en la cama. Cuando se le quede pequeña la minicuna, usaremos una cuna de viaje, que también vale como parque.

    Responder
  2. Anonymous
    31 octubre, 2014 at 08:15 (3 años ago)

    Nosotros llevamos 4 años durmiendo con nuestro hijo. No por decisión propia, sino que se ha dado así. Nunca ha querido dormir solo o en su cuna. Era un martirio de bebé levantarme cada hora o más así que al principio me fui yo con él a una cama grande que puese contra la pared. ahora duerme entre los dos.
    Ahora viene otro bebé pero ya no hago planes, me adaptaré a las circunstancias y al niño. Eso sí, he recibido las críticas más duras por parte de mi familia.
    Besos.
    Blanca

    Responder
    • Mamá Pata
      31 octubre, 2014 at 09:19 (3 años ago)

      Hola Blanca! Gracias por la visita y por tu comentario.
      Nosotros también seguimos con el colecho y ninguna intención tenemos de cambiar, eso si, hemos adosado la cuna grande a nuestra cama para tener más sitio y dormimos los 3 la mar de bien. Nosotros también hemos tenido que aguantar algún que otro comentario, pero en este tema y en muchos otros. Mientras cada uno este seguro de lo que hace y porque lo hace, los demás que digan lo que quieran 😉
      Un besito,

      Responder

Tu opinión me interesa