Mamá Pata

Lo primero de todo quiero presentarme. Desde hoy en adelante, para todos aquellos que os animéis a leer este blog, seré Mamá Pata. ¿Porque Mamá Pata? Porque en agosto de 2012 nació mi pequeña patita, y con ella, o un poco antes durante el embarazo, empezó una aventura increíble.

Durante todo este tiempo son incontables el número de blogs y foros que he leído y releído cada vez que he tenido alguna duda, la mayoría de las veces sobre los miles de productos que se nos ofrecen cuando tenemos o vamos a tener un bebe, porque en esa situación y sobre todo siendo primerizas, no dudamos en gastar el dinero que haga falta. Pero a mi me han surgido muchas dudas, y me planteo ¿son tantas cosas necesarias para criar un hijo?

Este blog surgió para poder contar mi experiencia con productos o artículos que he utilizado y sigo utilizando, algunos regalados por amigos y otros elegidos y comprados por nosotros, con la intención de dar información de primera mano y compartir mi opinión sincera sobre su verdadera utilidad en nuestro caso concreto.

Pero desde su creación en abril de 2013 mi idea del blog ha cambiado mucho. Sigo compartiendo información sobre los productos que probamos, porque sigo siendo una friki de los cachivaches de puericultura, pero ademas me he dado cuenta de que este blog me aporta mucho más. Gracias a el he conocido a gente maravillosa, puedo incluso decir que tengo amigas virtuales (por muy raro que esto suene), y se ha convertido en un sitio donde compartir nuestra experiencia en la maternidad, nuestro día a día, nuestras preocupaciones y nuestras alegrías.

Si te quedas por aquí podras leer sobre muchos temas, porque ademas soy una loca de las manualidades desde siempre, me encanta hacer punto y ganchillo, hago amigurumis, me encanta todo lo que conlleve pintar con muchos colores, reciclar lo que tenemos por casa para crear cosas nuevas, etc. Así que desde aquí también os iré enseñando lo que hago por si os animáis con los DIY.

Me encanta investigar sobre métodos educativos alternativos como pueden ser Montessori o Waldorf, preparar materiales de juego y actividades para la patita, etc. Y es que en esta familia nos cuesta mucho quedarnos quietos.

¿Os animáis a acompañarme en esta aventura?

Tu opinión me interesa