La patita se enfada con los muñecos

La semana pasada os hablé de la fase tan interesante en la que está la patita, dando vida a todos los objetos con los que juega. Es muy interesante observarla y ver como actúa, y de esa observación me he dado cuenta de algunas cosas que me han llamado la atención.

La primera de todas, y que no me termina de gustar, es ver como la mayoría de las veces su juego termina con todos los objetos castigados, porque la patita se enfada con los muñecos! Sigo con el ejemplo del puzzle que comentaba la semana pasada. Empareja a madres y crías, las pone en fila, y de repente aparta a una pareja. Si no intervengo, enseguida me doy cuenta de lo que esta haciendo, porque pone cara de enfadada y les habla con tono de bruja piruja, les riñe y les gruñe. Si le pregunto para que me explique lo que ha pasado, enseguida me dice que la jirafa ha empujado al elefante, que eso no se hace, que esta muy enfadada y que les ha castigado!

Lo que da de si el arco iris! Hoy tiene a todos los muñecos en cama! 161/365 #365fotos #let365proiektua

oh oh! ¿De donde ha sacado la patita esta mala leche? Nosotros en casa intentamos siempre explicarle las cosas que no debe hacer, ponemos limites pero con una explicación en la mayoría de los casos, y aunque algunas veces nos supera y no reaccionamos todo lo bien que deberíamos, no solemos poner castigos. No tenemos silla de pensar, ni mucho menos, aunque a veces si que la apartamos del conflicto y le pedimos que piense lo que ha hecho para ver si esta bien o mal. En clase pregunté si usaban la silla o el rincón de pensar, y me explicaron que no lo hacen de esa manera, pero lo que si que hacen es que si un niño esta teniendo un comportamiento “no adecuado” durante una actividad, tras explicarle que no puede o debe comportarse así, le invitan a sentarse en una silla cerca del grupo para que observe el comportamiento de los demás. No es la silla de pensar… pero se parece no?

Tengo claro que la etapa por la que estamos pasando es compleja, que la patita esta en una edad en la que empieza a sacar su personalidad, que muchas veces nos lleva la contraria solo para ponernos a prueba, así que nos toca armarnos de paciencia y acompañarla lo mejor que podamos. El utilizar consecuencias en lugar de castigos suena bien, pero tenemos que admitir que muchas veces es difícil dar con una consecuencia que sirva de aprendizaje, hay que echarle mucha imaginación y no siempre la tenemos, pero lo intentamos 😉

Ante el comportamiento que os comentaba al principio, cuando se enfada con los objetos porque se han “portado mal” y les castiga, yo intervengo preguntando que han hecho, y le sugiero que les explique porqué se ha enfadado, que les cuente lo que han hecho mal para que ellos lo sepan y no lo vuelvan a hacer. A veces me hace caso y les trata con un poco más de cariño, pero otras veces esta tan metida en su papel de Señorita Rottenmeier que da igual lo que diga, ella sigue con el cejo fruncido echando el rapapolvos a los pobre muñecos! Me imagino que en clase habrá momentos como los que ella revive, en los que algún pequeñajo saque de quicio a alguna de las profesoras y se lleve una bronca. Preferiría que no fuese así, pero en parte también entiendo que alguna vez actúen así, ya que si muchas veces yo misma acabo saliéndome del tiesto solo con una no quiero imaginar la paciencia que hay que tener para lidiar con una clase entera, y por eso no quiero darle más importancia al tema.

¿Cómo lo veis? ¿Vuestros peques también se enfadan con los muñecos?

4 Comments on La patita se enfada con los muñecos

  1. Mamá Jumbo
    17 junio, 2015 at 12:29 (2 años ago)

    G. comenzó a tener ese comportamiento cuando entró en el cole y vio que castigaban a los niños, él en casa no sabía ni lo que era castigar, probablemente reviva cosas de la guardería. Y lo que cuentas sí que se parece mucho a la silla de pensar…
    Para el año que viene le he propuesto a la seño de G. cambiar la silla de pensar por la mesa de la Paz, no sé como habrá sido aceptada mi propuesta.

    Responder
    • Mamá Pata
      17 junio, 2015 at 12:52 (2 años ago)

      Yo también he pesando hablar con ella y presentarle la opción de la mesa de la paz, pero no lo hice porque cuando me hablo de la “no silla de pensar” su forma de explicármelo me dejó tranquila, no creo que abusen de ella ni que la usen a modo de castigo por un mal comportamiento!

      Pero bueno, no deja de ser curioso ver esa reacción con los muñecos, porque de verdad que la patita se mete muchísimo en el papel de gruñona!

      Responder
  2. Una mamá muy feliz
    17 junio, 2015 at 17:29 (2 años ago)

    Qué miedo eso de que en casa tratemos hacer las cosas lo mejor posible y ahora en el cole o en la guarde no lo hagan como nosotros creemos que es lo mejor. UNMF lo único que hace es consolar a Pocoyó jejejeje

    Responder
  3. srajumbo
    18 junio, 2015 at 19:02 (2 años ago)

    La verdad es que por aquí no se enfada con los muñecos…si no con los vehículos. Alguna vez le oigo reñirles en plan: ¡¡Eh coche,no puedes pasar!!!, ¡¡Camión no pilles al nene!!! . Pero la verdad es que castigarlos no, quizás porque no sabe aún lo que es un castigo, no ha ido a guarde y yo no soy de castigar, soy mas de reñir y explicar en el momento pues creo que con su edad, a los 5 minutos ya no va a saber porque está castigado jaja. Este año que ya empieza el cole me imagino que aprenderá eso, aunque solo sea por que lo oiga en el cole.

    Responder

Tu opinión me interesa