Abdominales hipopresivas tras el embarazo

Que levante la mano la que después de un embarazo haya recuperado su vientre plano! Si has levantado la mano hazme el favor de compartir el secreto con nosotras!

Yo he sido deportista toda mi vida. Estuve compitiendo en atletismo hasta los 18 años con entrenamientos casi diarios, y cuando empecé la universidad me apunté al gimnasio y he hecho spinning o aerobic hasta quedarme embarazada. Aunque mi culo gordo nunca me ha abandonado por mucho deporte que haya hecho, sí que puedo decir que he podido lucir abdominales y vientre plano durante mucho tiempo.

Pero después del embarazo mi tripa no ha vuelto a su ser! No me puedo quejar demasiado porque en realidad tampoco se me ha quedado una tripa fofa con carnecillas colgando, mi único problema es que la tripa se va cediendo y abultando a nada que como, jiji! Por la mañana me levanto con la tripa más o menos plana, y en cuanto desayuno o pico algo a media mañana, plof! Ahí aparece la barriguilla! Más de una vez he pensado que como alguien insinúe que estoy embarazada lo mato!

¿Cuál es la solución para quitarme la tripilla de encima? Podría volver a hacer abdominales como una loca pero… y mi pobre suelo pélvico que! Después de ver un vídeo muy gráfico sobre el efecto de las abdominales clásicas sobre el suelo pélvico me prometí que no haría ni una más, así que me he puesto manos a la obra con las abdominales hipopresivas.

Abdominales hipopresivas

Abdominales hipopresivas

Seguro que la mayoría habéis oído hablar de esta técnica, ya que en los últimos años se está poniendo muy de moda. Consisten en realizar unos ejercicios en apnea que fortalecen la faja abdominal, la musculatura lisa que sujeta nuestros órganos. Además, ayudan también a trabajar el suelo pélvico, estimulan el tránsito intestinal y mejoran la circulación, entre otros beneficios. Si quieres lucir cuadraditos los hipopresivos no son lo tuyo, pero si quieres afinar la cintura reduciendo contorno ponte manos a la obra. Además, ayudan mucho a corregir la postura y nos ayudan a evitar problemas de espalda, así que a por ellos!

En el centro donde hice el curso pre-parto impartían clases personalizadas para aprender la técnica. Eran dos sesiones de 1 hora. En la primera sesión te explicaban bien la técnica, probabas a hacer unas cuantas posturas  y te ibas a casa con deberes, ya que tenías una semana para ir haciendo los ejercicios por tu cuenta antes de volver. En la segunda sesión corregías fallos y aprendías nuevas posturas. Y en principio ya estabas lista para hacerlas por tu cuenta. Este mini-curso lo hice al mes más o menos de haber parido. Al principio me ponía un rato todos los días, pero poco a poco lo fui dejando, se me olvidaban las indicaciones y las posturas, me surgían dudas, etc.

Entonces encontré otro curso de 5 semanas en Maternaly, haciendo una hora a la semana en un grupo reducido y con una fisioterapeuta. Este curso me gustó más, ya que daba más tiempo a profundizar en la técnica, y además que queréis que os diga pero que quien imparte el curso sea fisio me deja más tranquila. Es una técnica sencilla pero es muy importante aprenderla bien, por eso me gusta que sea una fisio quien revisa tu postura, que la contracción de los músculos sea correcta, etc. Pasadas las 5 semanas tocaba seguir con la rutina en casa, y os podéis imaginar cuanto tiempo fui formal y constante verdad.

Que queréis que os diga, pero aunque solo sean 20 minutos al día los que debería dedicarle a las hipopresivas, y en principio parezca algo muy asequible, a la hora de la verdad me da pereza, no encuentro el momento, lo voy dejando y me olvido! Así que he cambiado de táctica y me he apuntado a un grupo en el polideportivo para hacer 2 sesiones de hipopresivas a la semana. Son sesiones de 45 minutos, con estiramientos, 20 minutos de ejercicios hipopresivos y relajación.

De momento hemos empezado muy suave, pero lo veo normal porque para algunas es la primera vez y lo importante es aprender bien la técnica (no me voy a cansar de repetir esto). Espero que poco a poco nos vayan dando más caña para ver si consigo ver la recompensa por el esfuerzo realizado! Prometo contároslo todo 😉

6 Comments on Abdominales hipopresivas tras el embarazo

  1. Sonia Martin
    27 abril, 2015 at 16:36 (2 años ago)

    Que suerte que haya hipopresivos en el poli,en el de aquí no,pero en yoga hacemos tambien algun hipopresivo y muchos ejercicios abdominales; a mi me pasa como a ti,era deportista antes,soy delgada pero me ha quedado barriga ainss,por la mañana plana pero en cuanto como algo me hincho; yo ahora estoy haciendo un detox suave de quitar azucar y tomar mas verdura para cenar,a ver…
    Besos

    Responder
    • Mamá Pata
      30 abril, 2015 at 14:33 (2 años ago)

      Ya llegará al poli, aquí creo que es el primer grupo que sale, aunque es verdad que en pilates también les meten algo de hipopresivos.
      Lo de la tripa es lo que hay, y a mi cambiar la alimentación me cuesta muchísimo, no puedo dejar de comer las cosas que me gustan!

      Responder
  2. diasde48horas
    29 abril, 2015 at 10:51 (2 años ago)

    Por mi zona esto de los hipopresivos es demasiado modernismo y no existen cursos…
    Sin embargo, la semana pasada empecé a ir a clases de pilates en Santiago, y me he enterado que en la misma escuela también hacen hipopresivos en las clases de post parto así que, si puedo, me apuntaré despues de dar a luz…. si puedo, a ver…

    Responder
    • Mamá Pata
      30 abril, 2015 at 14:34 (2 años ago)

      Pues si puedes aprovecha porque vienen muy bien para recuperar el cuerpo, sobre todo para que todo vuelva a su sitio. Si los aprendes bien y eres constante luego los puedes hacer por tu cuenta, que es lo que me falla a mi 😉

      Responder
  3. Y, además, mamá
    30 abril, 2015 at 14:29 (2 años ago)

    Ya sabes que soy muy fan de los hipopresivos 😉 Son la leche. Ahora los tengo un poco abandonados, pero tengo que retomarlos. Me recomendaron que siga con ellos tres veces a la semana (20 minutos cada vez) tengo que conseguirlo. A mí, además de ganar fuerza en la tripa y suelo pélvico, se me nota también en la espalda y los brazos. Que nadie crea que son flojos, porque los primeros días se tienen agujetas en todos lados (si se hacen bien)
    Me alegro de que te vayan bien, ánimo. Y por lo de la barriga al final del día no te preocupes, nos pasa a todas. Con la tripa que tenemos al despertarnos por la mañana…

    Responder
    • Mamá Pata
      30 abril, 2015 at 14:36 (2 años ago)

      Ya nos podíamos quedar todo el día con la tripa de primera hora eh! 😉
      A nosotras también nos han dicho que con 3 días a la semana es suficiente, así que yo ahora hago dos días en grupo y la tercera sesión intento hacerla yo sola durante el fin de semana, a ver si consigo ser constante.
      Lo de los brazos es una pasada, yo solo de mantener las posturas termino agotada!! Y es una pasada como estiras la espalda y mejoras la postura en general!
      Otra fan de los hipopresivos!!!

      Responder

Tu opinión me interesa