A la hora de comer: “Juego de Tronas” ;)

Buenos días!!!
 
Es lunes si, y para los que estamos trabajando es un poco duro pero… el jueves es fiesta!!! Así que por lo menos un día menos de curro, y ya si hacemos puente ni os cuento!
 
Hoy os quiero hablar de las tronas para los churumbeles, porque anda que no tenemos donde elegir. Nosotros tenemos nada más y nada menos que 4, si señoras 4 tronas! Y esto porque, ahora os lo explico.
 
La primera trona que llegó a casa fue una de las convertibles, que primero son trona con su bandejita y después pasan a ser una silla y una mesa donde los ya no tan peques puedan pintar, leer, jugar… Esta nos la regalaron mis compis del laboratorio a petición mía. Mi sobrina tenía una del mismo estilo pero de madera (la nuestra es de plástico), y nos gustaba mucho la idea de poder tener algo con una vida útil un poco más larga que una simple trona. Elegimos esta en lugar de la de madera porque se podía reclinar un poco, de manera que fuese posible empezar a usarla un poco antes. Y ahora mi opinión. Lo primero de todo es que es un poco trasto, porque ocupa mucho sitio, así que no esta nada recomendada para pisos pequeños (como el mio, no os vayáis a creer que vivo en una mansión). Nosotros de momento la tenemos en la futura habitación de la patita, y la ponemos a la mesa solo cuando la vamos a utilizar. El reclinado es muy cómodo sobre todo al principio, porque con el respaldo en vertical los bebes al principio quedan muy descolgados. La bandeja se puede extraer, así que mientras no comen ellos solitos puedes tenerla guardada para que no moleste. El tejido es extraible para poderlo lavar en la lavadora, y como lo demás es plástico se limpia bastante bien con una balleta. Eso si, mientras esta en uso se quedan miguitas y trocitos de comida por todos los huecos. Yo estoy contenta con ella, pero si que es verdad que la experiencia nos va enseñando cosas, y si ahora mismo tuviera que elegir trona para casa, no tendría ninguna duda, me gastaría mucho menos dinero en una trona del ikea!
 
Las otras 3 tronas son de las “portátiles”, lo pongo entre comillas porque unas lo son mas que otras. Las 3 son fácilmente adaptables a cualquier tipo de silla mediante dos correas, una por debajo de la silla y otra por detrás del respaldo y las 3 tienen también arnés para sujetar al bebe. Y ahora empiezo con las diferencias, de la menos a la más portátil. 
 
La primera es una de plástico heredada, que encajando todas las piezas queda como una especie de maleta. No pesa mucho pero abulta bastante. Esta no la hemos llevado nunca de paseo, pero la tenemos en la casa de verano de mis aitas para cuando vamos algún finde. La hemos instalado en una silla y de ahí no la movemos. Como es entera de plástico la solemos lavar de un manguerazo, de hecho creo que alguna vez lo vamos a hacer con la patita sentada, porque trona y niña acaban finas comiendo melón!!! 
.

 
La segunda es una trona-bolso de tuc tuc muy bonita. El interior del bolso es rígido, con lo que puedes tener cosas dentro mientras la usas como trona, pero cuidado con el tamaño de las cosas que quieres llevar. Sería muy útil si entrase el termo, pero en nuestro caso el termo ancho donde llevamos el pure no entra!!! Es de un tejido plastificado, así que también es fácil de limpiar. Es un regalo que nos gustó mucho en su momento, pero le estamos dando bastante menos uso del que pensábamos
 
Y la última, pero en este caso la mejor, es una trona plegable de bolsillo, de hecho se llama “In the pocket Baby”. Es de marca Sueca, y con eso lo digo casi todo, porque normalmente los diseños suecos me gustan bastante. Plegada no ocupa nada, y de hecho se guarda en si misma como en una especie de bolsillo. Esta si que la puedes llevar a todos lados, nosotros la tenemos siempre en la cesta del carro y viene genial. Y no solo para comer. A la patita le encanta estar en todos los saraos, pero aunque desde su sillita lo vea todo, prefiere estar en brazos o… en una silla como todos los da .emás, pero bien sujeta en su trona. Aunque parece que tiene poca sujeción os aseguro que es muy segura, porque la patita ya no se esta quieta ni un momento, pero por ahora no ha conseguido escaparse de la trona! Y además se puede lavar en la lavadora, que más se puede pedir.
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
¿Que tronas utilizáis vosotros? ¿Cual es vuestra preferida?
 
* No importa cuando este escrito este post, si te ha parecido interesante y tienes algo que comentar no te cortes 😉

5 Comments on A la hora de comer: “Juego de Tronas” ;)

  1. Patricia Vera
    25 julio, 2013 at 00:39 (4 años ago)

    Tengo justo la primera pero en azul. Ahora en verano estamos usando la de ikea porque nos viene fenomenal para el patio y la piscina.
    quiero comprarme una portátil y estaba dudando entre una de Jane igual que la que dices de tuc tuc o una como ls sueca. A ver si me decido.

    Responder
    • Mamá Pata
      25 julio, 2013 at 11:22 (4 años ago)

      Yo te recomiendo la de bolsillo sin ninguna duda! D es un poco mas pequeño que la patita, pero la foto es de hace 2 meses y ya ves que esta la mar de bien. Lo mejor es que la puedes llevar a cualquier sitio siempre en el carro o en un bolso. En cambio la otra para mi es mas para llevar con algo programado en mente!

      Responder
  2. monika
    14 abril, 2014 at 23:14 (4 años ago)

    Como futura mamá preocupada por cuánto instrumental voy a necesitar, me gusta la trona sueca(la que entra en un bolsillo) pero en realidad no sé por qué se llama trona, si es un arnés. No queda el nene alto…y eso no me gusta, me parece que incomoda mucho sobre todo cuando el enano quiere apoyarse en la mesa como los mayores o solamente cotillear.
    La de tuc tuc no me disgusta pero a pesar de que sí se pilega bastante sigue ocupando mucho para su transporte.
    Ay…no sé con cuál quedarme….

    Responder
    • Mamá Pata
      16 abril, 2014 at 10:07 (4 años ago)

      Te cuento nuestra experiencia.

      La trona de bolsillo la llevamos siempre en el carro, y la hemos usado sobre todo en restaurantes cuando la patita era más pequeña. Hasta el año o así aguantaba bastante rato en la silla con esta trona si la hacíamos caso, pero últimamente ya no le gusta.

      La de tuc tuc la tenemos en casa de los abuelos. Es muy cómoda por lo que dices de que queda a la altura de la mesa, pero a mi no me gusta demasiado para llevar de un sitio a otro. En casa de los abuelos la seguimos usando siempre que comemos allí y va fenomenal.

      Si todavía estas embarazada yo esperaría para hacerte con una trona de estas, porque piensa que hasta los 6 meses mínimo no la vais a usar. Así que tienes tiempo de sobra para ver que es lo que más se ajusta a vosotros.

      Un besito

      Responder
    • Johnie
      9 agosto, 2016 at 02:20 (1 año ago)

      This inhgtsi’s just the way to kick life into this debate.

      Responder

Tu opinión me interesa