Alimentación complementaria sin papillas ni triturados, nuestra experiencia

Hola!!!

Aquí estoy de nuevo para contaros cositas del patito y de esta segunda maternidad. Todo lo que he cayado durante un año os lo tendré que resumir como pueda, jeje!!

Me gustaría escribir varios post relacionados con el desarrollo de los bebés durante su primer año, sobre todo de nuestra experiencia con el patito, siempre desde un punto de vista personal y nada profesional 😉

¿Os parece si empezamos por la alimentación?

Las que me seguís desde los inicios sabéis que soy defensora de la lactancia materna, siempre y cuando sea posible es sin duda lo mejor para los bebés y también para las mamás. Así que con el patito lo tenía clarísimo, los primeros 6 meses no habría nada más que teta, teta y más teta.

Después de 3 años y medio de lactancia de la patita puedes pensar que lo sabes todo sobre lactancia, pero no, para nada! Así que a pesar de que tras el parto hubo un agarre espontaneo desde el primer minuto, los primeros días sentí molestias. No fue nada grave y no tuve que recurrir a las pezoneras como la primera vez. En cuanto el patito empezó a abrir un poco más la boca el agarre mejoró y desapareció el dolor. Creo recordar que no fueron más de 3 días de molestia.

El patito no ha sido un bebé nada demandante, ni de tomas largas ni continuas. Pedía cuando tenía hambre, mamaba poco más de 10 minutos y a otra cosa mariposa. No ha sido para nada un niño pegado a una teta. Así que nuestra lactancia ha sido y es de lo más llevadera.

Cumplidos los 6 meses podíamos empezar con la alimentación complementaria (AC), pero la retrasamos un poco porque nuestra intención era introducir directamente sólidos, y para ello los bebés deben haber abandonado el reflejo de extrusión y ser capaces de mantenerse sentados por ellos mismos. El patito lo logró poco antes de los 7 meses, así que hasta entonces nada de comida, más que algún trozo de pan para chupar!

alimentacion complementaria

Una vez cumplidos los requisitos comenzamos con AC. Me encanta el BLW por muchos motivos, pero lo de andar limpiándolo todo cada vez que los bebés comen me supera, así que hemos hecho una introducción de sólidos un poco diferente. Y es que en esta casa no somos nada puristas, cogemos lo que nos gusta de cada filosofia!

Lo que hemos hecho ha sido ofrecer siempre trozos, nada de triturados, pero no siempre hemos dejado que guarree con la comida, solo con los alimentos menos cochinos, jeje! Por ejemplo la verdura al vapor se la hemos ofrecido siempre en la bandeja de la trona para que el toque, aplaste y experimente, pero la comida de cuchara se la hemos dado nosotros, nada de comer lentejas con las manos 😉

El primer mes fue un “desastre” porque al patito todo le daba asco. Cada cosa que se llevaba a la boca terminaba fuera con una técnica un tanto extraña. Y es que le daba tanto asco la comida que dejaba que la boca se le llenara de babas hasta desbordar para echar el mini trozo que había osado colarse en su boca!

Pero esto fue cambiando para pasar a ser un devorador de todo lo que alimenta! Y es que ahora todo le gusta. A cada alimento nuevo mayor alegría, todo le va bien, y es vernos comer y pedir, da igual que salga comido de la guarde, que al llegar a casa y vernos comer a nosotros empieza con su “aaammmm” y se pone a tu lado como un perrito para ver que cae! jeje!

Cumplido el año ya come de todo, y seguimos como empezamos, ofreciendo comida normal, lo mismo que comemos nosotros, dejando que el coja los trozos y dándole a la boca los platos de cuchara. Con los trozos empezamos dejando a su alcance toda la ración para que el comiese lo que quería, pero esto no nos ha funcionado en ningún momento. Es ver mucha comida delante y venirse arriba de dos maneras, o se lo mete todo en la boca y luego lo escupe, o lo lanza todo por los aires. Como ninguna de las dos opciones nos gusta, lo que hacemos es dejar en su bandeja trozos de uno en uno o como mucho 2-3. De esa manera los come sin emocionarse! Y eso si, en cuanto no quiere más no se come más!

Así que ya veis, no hemos hecho BLW pero tampoco hemos pasado por papillas y triturados, y el resultado ha sido genial para nosotros!

¿Me contáis como lo habéis hecho vosotras?

¿Hay algún tema del que os gustaría que hablase?

Muuuuaks!

5 Comments on Alimentación complementaria sin papillas ni triturados, nuestra experiencia

  1. diasde48horas
    29 noviembre, 2017 at 14:05 (1 semana ago)

    Nosotros hicimos algo parecido, una mezcla de los dos métodos. Sí le hemos dado purés, pero al mismo tiempo le ofrecíamos comida en trocitos… o más bien nos la robaba él de nuestros platos jejeje.
    Y a mi pequeño le pasó igual que al patito, tardó casi un mes en aceptar los sólidos, no le gustaban nada!

    Responder
  2. Marga
    3 diciembre, 2017 at 18:55 (5 días ago)

    Que bien suena lo que cuentas! nosotros con Morgana no estamos teniendo grandes problemas… aunque como somos primerizos siempre queda la duda! tiene 8 meses y toma pecho, un puré de verdura al día (los días laborables, los fines de semana sólo si quiere) y también toma palitos de pan.
    Todavía no hemos introducido la proteína… tengo dudas con este tema!
    ¿Cómo y qué proteína es recomendable para empezar los bebés? ¿es necesaria la carne y el pescado? ¿legumbre sería suficiente? ¿qué opinas de los quesos? el huevo tengo entendido que hasta el año mejor nada…
    En cuanto al triturado, la fruta hemos comprobado que sólo la toma en trozos, los chupa.. no le gusta nada de papilla… Por otro lado, no nos molesta que tome papillas de verdura.. le dejamos algún grumo para que se vaya acostumbrando jejeje. Y otra cosa: no sabe lo que es un biberón. El agua la toma directa del vaso.

    Responder
    • Alejandra
      4 diciembre, 2017 at 21:11 (4 días ago)

      Hola Marga, hay un libro muy bueno, en español se titula “el niño ya come solo” que explica muy bien cómo hacer el blw, qué darles, cuándo, cómo…Con un bebé sé que los padres no tenemos mucho tiempo para leer, pero este libro te solucionaría todas esas dudas. Espero que te sirva!

      Responder
      • Marga
        6 diciembre, 2017 at 13:44 (2 días ago)

        OK muchas gracias!

        Responder
  3. Alejandra
    4 diciembre, 2017 at 20:33 (4 días ago)

    Yo he hecho blw y lo de que manchan todo acaba cansando. Hasta que descubrí el tidy-tot cuando mi hija tenía 8 meses, y lo sigo usando ahora (15 meses) Solo se mancha las manos y la cara;la comida no va ni al suelo, ni la trona ni la ropa. No le hemos dado ni un puré ni triturado, y al dejarle practicar con la cuchara (de mango redondo) para el año la manejaba muy bien.

    Responder

Tu opinión me interesa